27.8.16

Relato| Con Bela de El sin sentido de los libros.

¡Hola! Perdón por la inactividad, pero he estado de vacaciones en Portugal y no he podido hacer entradas, pero ya he vuelto y hoy os traigo un relato que he escrito con Bela del blog El sin sentido de los libros . Esta entrada forma parte de la iniciativa ¿Real? Real. El tema de la entrada era el verano y, aunque en esta parte del relato no lo parezca, la historia sucede en verano. Así que basta de cháchara y aquí os dejo el relato...

Mamá siempre me decía que la lluvia le inspiraba, que el agua pura y el relajante sonido era su musa. En los días lluviosos se sentaba en su escritorio y comenzaba a teclear en su máquina de escribir. Yo siempre me sentaba a su lado, observando cómo sus finos dedos se deslizaban entre las teclas formando palabras que se hilaban en frases que concluían en hermosos párrafos.
Siempre me fascinó la pluma de mi madre, sus historias eran tan hermosas que cuando paraba de escribir para tomarse un descanso o en busca de inspiración, yo le decía: “Mami, ¿Por qué paras?”  Ella no respondía, simplemente suspiraba, me dirigía una sonrisa y me daba un beso en la mejilla para después irse a hacer otras cosas.
Cuando veía que se volvía a sentar, rápidamente yo volvía a su lado para admirar su trabajo. Mentiría si dijese que nunca he querido ser cómo ella; siempre se la veía tan alegre, tan vivaz  y su trabajo era digno de una diosa. Sus obras se vendían como pan recién hecho. Podríamos habernos hecho de oro, de no ser por mi padre.
Él era un borracho, se pasaba noches enteras en los bares y los días durmiendo en el desván de casa. Mamá no lo quería ni ver. Debido a su continua  ebriedad, mi padre recurría siempre a lo mismo para conseguir lo que quería. Amenazaba a mamá con pegarla si no le daba el dinero, la llamaba cosas innombrables que la hacían llorar. Pero aún con el maquillaje corrido y con su cara bañada en lágrimas, se negaba a darle a mi padre lo que le pedía, le decía que estaba harta de que solo la quisiese para eso y no se preocupase por mí. Eso le enfurecía y descargaba toda su ira sobre mi pobre madre. La pegaba, la insultaba, la escupía y la violó varias veces. Mientras tanto, yo miraba todo desde el umbral de mi habitación, abrazada a Michel; mi perro, llorando en silencio para que mi padre no me pegase.
Esto paró cuando mi madre le contó todo esto a mi tío Bill, le juró a mi madre que ese tipo no le tocaría un pelo nunca  más y así fue. Tío Bill cenó con nosotras y cuando mi padre bajó las escaleras en busca de su “paga”, tío Bill se encaró con él y le dijo  –Robert, no vas a tocarle un pelo a Katherine, al menos mientras yo viva. —A cada palabra que decía, mi padre se enfadaba más. —No puedes tratar así a tu mujer, ella está consiguiendo dinero para gastarlo en la familia, no para que tú lo fundas en cerveza y prostitutas.
Papá subió de nuevo las escaleras y, al poco rato, bajó las escaleras con una pistola en las manos. –El dinero, por las buenas o por las malas. —Dijo apuntándome con el arma. Mamá estaba llorando y yo estaba en shock. En ese momento, mi madre  se puso en medio del cañón y yo. –Katherine, no quiero hacerte esto. El dinero. –Nadie habló, nadie se movió. Sólo se escuchaba la agitada respiración de mamá por el llanto. – ¿No me vas a dar el dinero? Vale, tú has decidido, yo no.
El segundo que tardó la bala en salir del cañón de la pistola e impactar en el pecho de mi madre, fue el segundo más largo de mi vida. Lo vi todo a cámara lenta, cómo mi madre torcía su gesto en uno de dolor y caía desplomada en el suelo. Tío Bill corrió con los ojos vidriosos hacia mi padre, él le iba a disparar, pero tardó demasiado en recargar y mi tío le arrancó el arma de las manos. De un solo golpe, tumbó a papá en el suelo y, debido a su ebriedad, se desmayó.
No sé cómo llegué ahí, pero de repente me vi en el suelo, al lado de mi madre, llorando. Michael estaba lamiéndole la cara mientras lloraba, intentando que despertara cómo si todo hubiese sido una broma. Pero mis once años de madurez eran suficientes para saber que no iba a volver, que por más que pensase que debía de tratarse de una pesadilla, no lo era.
Me desperté bañada en sudor, otra vez soñando con la muerte de mamá... 

Si queréis saber cómo continúa id al blog de Bela, así no os quedaréis con la duda :). Espero que os haya gustado, comentadme qué os ha parecido. Nos vemos el lunes. Un abrazo de oso.

12 comentarios:

  1. Dios, me ha encantado, sobre todo la primera parte en la que describes a la madre y como escribía😍

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como escribís, me he imaginado cada palabra en mi mente😍

    ResponderEliminar
  3. Una primera mitad que te deja con ganas de saber más. Un relato que desde el principio es adictivo. Voy corriendo a leer la segunda parte.😱

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu descripción de la madre! Y me gusta tu escritura, bastante amena. Me ha gustado también que hayan innovado con el tema del mes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Wow, que intensa parte. Deja sigo voy para leer la segunda parte. Excelente trabajo el que hicieron y por supuesto, original. :D

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu entrada del dia de hoy, me gusto mucho, por cierto te he taggeado si quieres saber de que solo da click en el link http://leerunlibroyalavezimaginar.blogspot.mx/2016/08/booktag-manias-literarias.html
    estas nominada!
    Saludos y nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué original idea! Me encantó la primera parte del relato, muy intensa :)
    Voy por la siguiente!

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Es super bueno!! Me encanta todo, sobre todo, el principio. Me a sorprendido muchísimo, no lo veía venir!!!
    Yo también estoy en la iniciativa, nos leemos!! ;)

    ResponderEliminar
  9. Me encanto! Muy bueno la entrada
    dios santo las vacaciones son lo mejor jejejee
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Wow, está buenisima!! Corremos a leer la segunda parte!. Escribis muuuy lindo, saludos!

    Ariana y Aylén (Entre historias y portadas)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! La verdad es que cuando empecé a leer no me esperaba el desenlace. Me sorprendió y me puso un poco tristona. ¡Está muy bien escrito, así que te felicito! Sin dudas pasaré para ver la segunda parte, que me quedé con ansías de más
    Un beso~

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado vuestra historia ^^ Y me parece muy original que la hayáis hecho dedicada al verano :)
    Un beso.

    ResponderEliminar